Ingredientes

- 2 cucharadas de aceite de oliva
- 6 a 8 tomates redondos maduros (alrededor de 1 1/2 libras cortados)
- 1 a 2 dientes de ajo, triturados y finamente rebanados a longitud.
- Sal ó 1/2 cubito de caldo, al gusto. 
- 1 cucharada de queso parmesano fresco rallado (opcional)

Preparación 

- Caliente el aceite de oliva en un wok o sartén grande, a fuego medio-alto. Cuando comience a hervir, añada el ajo y sofría hasta que esté dorado. No deje que se queme o se pondrá amargo. Si usted gusta del picante, añada la pimienta. 

- Añada los tomates y sofría. Habrá mucho ruido cuando los tomates mojados toquen el aceite caliente. Baje la temperatura a media-baja y cocine hasta que se reduzcan a casi la mitad, y se hayan puesto de un color anaranjado. Ajuste la sazón añadiendo sal o la mitad de un cubito de caldo. Si la salas parece muy seca, añada un poco de agua. congele si no está usando de inmediato.

- Añada el queso parmesano, pruebe la sazón y sirva.